Es ley la reforma a la caja del Bapro que eleva a 65 años la edad jubilatoria :: Bragado Informa - Edición digital
Bragado, Argentina - Jue. 26.Abril.18 | 06:44
Radio Vivo    • Quienes somos    • Contacto   • Publicite aquí    • Archivo
☰ Menu
 20-12-2017 | 08:11 hs.        664
Es ley la reforma a la caja del Bapro que eleva a 65 años la edad jubilatoria
AUDIO | También modifica la fórmula para el cálculo de haberes. Hubo protestas en las calles del centro y habrá paros en las entidades. Además, se eliminaron las jubilaciones especiales para gobernadores y legisladores
Es ley la reforma a la caja del Bapro que eleva a 65 años la edad jubilatoria

La edad jubilatoria para los trabajadores del Banco de la Provincia de Buenos Aires pasará de los 57 años actuales a los 65. Además, se modificará la fórmula para el cálculo de los haberes de los pasivos de ese sector. Así lo dispone la ley que se sancionó ayer en la Legislatura bonaerense en una jornada sin indicentes pero con tensión y fuertes cruces en las cámaras. En las sesiones de la Cámara de Diputados y el Senado, además, se convirtió en ley el proyecto que elimina el régimen especial de retiro para gobernador, vicegobernador y legisladores provinciales, las denominadas “jubilaciones de privilegio”.


El proyecto de cambios en la caja previsional del Bapro fue enviado por la gobernadora María Eugenia Vidal a la Legislatura junto a un paquete que también incluyó polémicas reformas impositivas, como la eliminación de beneficios impositivos a cooperativas, que también fue sancionada.


Ayer, después de las sesiones, el gremio del sector, la Bancaria, ratificó el paro convocado para hoy en todas las entidades del Bapro, donde mañana habrá asambleas para definir posibles medidas de fuerza. (Ver página 3)


La norma, que fue aprobada primero en Diputados y luego sancionada en el Senado, establece que “tendrá derecho a la jubilación ordinaria el afiliado que compute treinta y cinco (35) años de servicios como mínimo y que hubiera cumplido sesenta y cinco (65) años de edad”. La aplicación de la nueva edad para jubilarse se realizará gradualmente con la siguiente escala: 61 años, en 2020 y 2021; 62 años en 2022 y 2023; 63 años en 2024 y 2025; 64 años 2026 y 2027, y 65 años desde 2028.


Además, modifica la tasa de sustitución, es decir el porcentaje del sueldo activo que percibe un jubilado al bajarlo del 82 al 70 por ciento, con lo que lo “iguala con el resto de los empleados bancarios”, según explicó en el recinto el diputado de Cambiemos Marcelo Daletto.


Establece también que para el haber inicial se tomará el promedio de los últimos diez años y no el mejor cargo ocupado en la entidad bancaria y que la movilidad jubilatoria no será por variación salarial sino por el índice votado ayer a la madrugada por el Congreso para los jubilados del Anses.


Con estas modificaciones que se sancionaron ayer, la administración Vidal aspira a resolver un problema financiero que viene agravándose año tras año: el déficit que genera la caja del Bapro, que en el último ejercicio superó los 5 mil millones de pesos, el equivalente al total de los fondos del Servicio Alimentario Escolar, explicaron.


DEBATE CON FUERTES CRUCES


Para la sanción del proyecto, Cambiemos apeló a sus propios números aunque también contó con la inestimable ayuda de un sector de la oposición que si bien votó en contra la facilitó la estrategia al permitirle obtener quórum y dos tercios.


La reforma a la caja del Bapro fue aprobada primero en Diputados por 44 votos a favor y cuatro en contra, cuando la oposición se había levantado en masa para intentar hacer caer la sesión por falta de quórum. La estrategia, a la que se plegó Unidad Ciudadana, el massismo y la izquierda, fracasó ante la decisión de cuatro diputados del peronismo de permanecer en sus bancas: Federico Otermín, Fabiana Bertino, Alejandra Martìnez y Marisol Merquel.


De esa manera, en la sesión de ayer se ratificó el acuerdo alcanzado entre la gobernadora Vidal y un grupo de intendentes del PJ que facilitaron la sanción de la ley al disponer que los legisladores que le responden no dejen caer el quórum de la sesión.


En Diputados, el tratamiento se produjo en un marco de tensión y algunos cruces en el recinto, ecos del escándalo ocurrido la semana pasada, cuando comenzó a tratarse el paquete de reformas de Vidal y la jornada terminó con incidentes y la irrupción del intendente K Mario Secco en el recinto.


Ayer, el kirchnerismo apuntó contra el presidente del cuerpo Manuel Mosca a quien apuntaron por haber apurado el trámite legislativo y de “romper acuerdos” previos.


Uno de los voceros de la postura fue el diputado Miguel Funes, quien es además dirigente de La Bancaria, quien calificó como “un saqueo a la caja de jubilados” la iniciativa aprobada y aseguró que ese bloque “nunca votará un proyecto en contra de los trabajadores”.


En tanto, desde el Frente Renovador, Lisandro Bonelli propuso conformar una comisión de estudio para reformular el sistema previsional del Bapro y consideró que “no es necesario sacarlo entre gallos y medianoche cuando se discute el futuro de los próximos 40 años de los trabajadores”.


Pese a ese rechazo en Diputados, el massismo fue un actor clave en la sanción de la norma. Es que los dos senadores de esa fuerza (José Luis Pallares y Fernando Carballo) se ausentaron de la sesión de la Cámara alta justo en medio de la votación, lo que permitió que Cambiemos consiga, sólo con votos propios, los dos tercios necesarios para convertir en ley un proyecto que generó controversia y medidas de fuerzas gremiales.

 

‹‹ volver atrás