NACIONALES   Bragado, Domingo 28 de junio de 2020
La recaudación cayó más que en la crisis del 2001: los ingresos se derrumbaron por US$ 10 mil millones
La pandemia afectó a todas las actividades económicas. Ante esto, el Gobierno evalúa lanzar una moratoria para los contribuyentes.

El derrumbe de la economía provocado por el coronavirus está generando grandes complicaciones para la situación macro económica del país con miras al resto del año y sus efectos en 2021.

Uno de los puntos centrales es la debacle de la recaudación impositiva, la cual podría implicar un retroceso que se ubicaría cercano a un monto de US$ 10.000 millones, es decir, alrededor de dos puntos porcentuales del PBI.

Esa caída de aproximadamente dos puntos del PBI en la recaudación fiscal sería la más grave en décadas, superior a la retracción del 1,5% observada en la crisis de 2001-2002, que registró un derrumbe del PBI del 11,1%.

Dentro del gabinete económico admiten que el panorama de la recaudación impositiva es “cada día más complicado” y si bien los funcionarios no quieren brindar cifras concretas, saben que casi la mitad del déficit fiscal previsto para este año será caída de los recursos tributarios, aunque estiman compensar algo con las retenciones, que son más elevadas que en el año pasado, y con los incrementos aplicados en Bienes Personales, especialmente de aquellos que se adhirieron al blanqueo de 2016.

Ante esto, el Gobierno trabaja en una moratoria, pero se sabe que este tipo de medidas no tienen un efecto inmediato en la recaudación impositiva y en realidad el objetivo es brindar alguna ayuda para todos aquellos que no tuvieron más remedio, ante la crisis, de no cumplir con el pago de impuestos.

En Economía tienen una cierta esperanza de compensar algo con la cosecha de este año, aunque según los datos del sector, por la menor producción y baja de exportaciones, representará $ 1.000 millones menos de lo esperado para el fisco.

En ese contexto, en provincias como Córdoba, insisten en la necesidad de aplicar un bono fiscal, sobre el que aclaran que no se trata de una cuasimoneda. También Neuquén quiere instrumentarlo, pero aún no cuentan con el visto bueno de Hacienda.

Se trata de la emisión de un bono o certificado orientado para el pago de proveedores. El Gobierno nacional teme que se utilice una cuasimoneda, pero desde esas provincias se aclaró que no es el mismo tipo de aplicación.

Copyright 2011/2020 Bragado Informa | Todos los derechos reservados